El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, presentó hoy al país el Plan Quinquenal de Desarrollo (PQD) 2014-2019, el cual traza el rumbo que bajo su administración seguirá la nación para superar históricos problemas sociales, como la falta de crecimiento económico y la inseguridad.

“Con la puesta en marcha de este Plan estamos reafirmando el camino a seguir en la profundización de los cambios, en la construcción del país que todos y todas los salvadoreños queremos: un país más productivo, educado y seguro”, señaló el mandatario salvadoreño.

El documento fue entregado al mandatario salvadoreño por el secretario Técnico y de Planificación, Roberto Lorenzana –quien coordinó el proceso de elaboración del PQD– en un acto desarrollado en Casa Presidencial.

“Empleo con crecimiento sostenido, educación con inclusión y equidad social y seguridad ciudadana son esas grandes prioridades definidas a partir de las necesidades de la gente y la realidad nacional”, indicó el presidente Sánchez Cerén sobre los objetivos trazados en el Plan.

Destacó que la planeación para este quinquenio tiene como centro el bienestar de la gente, con el Buen Vivir como un valor, trayecto y horizonte nacional.

“En esta visión el crecimiento económico no es un fin en sí mismo, sino el medio para alcanzar el disfrute de la vida y la convivencia armoniosa”, dijo el gobernante.

Añadió que el primer objetivo planteado es dinamizar la economía nacional bajo un modelo de crecimiento inclusivo y generador de empleo de calidad.

Aseguró además que la apuesta a la educación se enfoca en asegurar la permanencia de los estudiantes en centros escolares y garantizar la calidad e integralidad del sistema educativo.

“Estamos claros en que es primordial universalizar la educación en forma progresiva y ofrecer servicios educativos accesibles y flexibles para toda la población en igualdad de condiciones”, dijo.

En cuanto a la seguridad, indicó que se ha planteado el fortalecimiento de la atención integral y preventiva en los territorios con alta concentración de violencia y delincuencia, así como al combate directo contra el crimen, el delito y la violencia.

El control y la reinserción social de las personas privadas de libertad, fortalecer las capacidades de las instituciones del sistema de seguridad y justicia y promover la coordinación interinstitucional, son otras de las metas planteadas en el Plan, aseguró.

“La seguridad es una meta que se alcanza a través de la actuación conjunta de toda la sociedad contra la violencia; de ahí la relevancia del Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia y la Policía Comunitaria”, destacó el jefe de Estado.

Además, subrayó que el PQD cuenta con un especial énfasis en el desarrollo de la población joven. “Hoy más que nunca creemos en la fuerza y capacidad de la juventud salvadoreña”,  puntualizó.

El Plan, dijo el jefe de Estado, está sustentado en importantes principios: su carácter estratégico, fundamentado en un enfoque de gestión para resultados;  participativo, medible, realista y factible.

Asimismo, servirá de base para la creación del Sistema Nacional de Planificación, que será implementado conjuntamente con la Planeación Estratégica Institucional en todas las entidades del órgano Ejecutivo.

El PQD recoge y desarrolla los principales compromisos asumidos en el Programa de Gobierno “El Salvador Adelante”, y se construyó mediante un esfuerzo de participación que involucró a más de 13 mil personas en 256 eventos de consulta ciudadana con todos los sectores de la sociedad y en todo el territorio nacional, incluyendo a salvadoreños y salvadoreñas que residen fuera del país.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, junto al embajador de los Estados Unidos Mexicanos, Raúl López Lira, develaron este día un mural del artista salvadoreño Fernando Llort, ubicado en la embajada de México en San Salvador.

El mural del maestro Llort ha sido titulado “Unidos en tradición”  y se encuentra en el pasillo de ingreso a la referida embajada. La obra fusiona simbólicamente a Quetzalcóatl, la serpiente emplumada de los mexicanos, junto a palomas,  que son un símbolo de la Paz; además del maíz, elemento que identifica y que une a la región mesoamericana, todo bajo el estilo del artista salvadoreño.

Durante su intervención, el canciller de la República expresó que "este es un momento muy significativo para la relación entre El Salvador y México; el que una de las obras del maestro Llort sea parte de esta sede diplomática, es un reflejo más de la voluntad por estrechar los lazos de hermandad y de solidaridad entre nuestros pueblos".

Asimismo, remarcó los sólidos vínculos bilaterales existentes, tal y como se pudo constatar en octubre pasado, con la visita del Presidente Salvador Sánchez Cerén a México, en el que los dos gobiernos reiteraron su total interés y voluntad por imprimir de renovadas energías a la agenda que impulsan.

De igual manera, el jefe de la diplomacia salvadoreña agradeció al maestro Llort -quien obtuvo el premio nacional de cultura 2013- por todo su aporte cultural al país,  y de manera particular por plasmar en el mural develado hoy,  los fuertes lazos que unen a los pueblos mexicano y salvadoreño. "Este mural es un gesto que apreciamos enormemente y que nos motiva a que juntos sigamos buscando cada vez mayores espacios de coincidencia para beneficio de nuestra gente", dijo.

Al evento, además asistió el secretario de Cultura de la Presidencia, Ramón Rivas, así como representantes del cuerpo diplomático, la comunidad mexicana en el país, e invitados especiales.

Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países iberoamericanos aprobaron hoy una declaración conjunta titulada “Educación, Innovación y Cultura en un Mundo en Transformación”, la cual está dirigida a la consolidación del espacio iberoamericano del conocimiento, la cultura y la cohesión social.

En el documento, los jefes de Estado se comprometen, entre otras cosas, a promover una "Alianza para la Movilidad Académica", de adhesión voluntaria y con la participación de todos los actores, que permita impulsar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores.

También asumieron la responsabilidad de aprobar la puesta en marcha del Proyecto Paulo Freire de Movilidad Académica para Estudiantes de Programas Universitarios de Formación del Profesorado, que busca mejorar la calidad de la formación docente y acoger favorablemente la implementación de la fase piloto a lo largo de 2015.

Asimismo, encomendarán a la SEGIB y a la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) que promuevan el Programa de Formación Interdisciplinaria en Centros de Alto Nivel.

En la declaración, los jefes de Estado se comprometieron a apoyar el nuevo Plan Iberoamericano de Alfabetización y Aprendizaje 2015-2021, que da continuidad, profundiza y amplía el concepto tradicional de alfabetización del Plan 2007-2015.

Otro de los compromisos es reforzar la educación temprana para fortalecer políticas con perspectiva de derechos, orientadas al desarrollo integral de las niñas y niños menores de 8 años, así como aprobar y apoyar la implementación del Programa Iberoamericano de Juventud y la puesta en marcha de la Plataforma de Conocimiento de Juventud.

En materia cultural, los compromisos suscritos en la declaración contemplan el diseño e implementación de un plan para fortalecer a las industrias culturales y creativas iberoamericanas, así como diseñar un plan para reconocer, proteger y salvaguardar el patrimonio cultural de cada país.

Asimismo, se comprometen a apoyar y fortalecer el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe para promover la protección de sus derechos, así como su autodesarrollo social, económico y cultural.

En lo que respecta a innovación, los gobiernos participantes se comprometieron a estrechar la colaboración regional en materia de gobierno digital para impulsar el desarrollo económico y social sostenido de los pueblos y crear una plataforma web que promueva y facilite el intercambio de la información y conocimiento, para la promoción de la salud, la prevención y la atención de enfermedades.

Además de la declaración conjunta, los jefes de Estado firmaron un documento de Resolución, que agrupa los acuerdos que surgieron de la XXIV Cumbre Iberoamericana.

Otro de los documentos suscritos fue un Programa de Acción a través de cual se definen las estrategias para lograr avances concretos en las 3 áreas prioritarias de trabajo: Espacio Iberoamericano del Conocimiento, Espacio Cultural Iberoamericano y Espacio Iberoamericano de Cohesión Social.

Los mandatarios aprobaron también 11 comunicado especiales, en los que destacan dos propuestos por El Salvador, uno sobre la problemática de la niñez migrante y otro sobre la incorporación de nuestro país, Paraguay, Bolivia y Portugal en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Al concluir este cónclave, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, agradeció la presencia de todos los gobernantes y representantes de los gobiernos de los países asistentes, asegurando que sus aportes han sido esenciales para la creación de nuevos instrumentos que beneficiarán a la región Iberoamericana, y que promoverán la movilidad de estudiantes, profesores, jóvenes y talentos.

“Estoy convencido que sus ideas, reflexiones, su visión, ejemplos y políticas de éxito que llevan a cabo en sus países nos permite ilustrar y sobre todo ampliar y enriquecer toda la acción que como gobierno debemos llevar a cabo para asegurar la prosperidad y desarrollo a toda la comunidad Iberoamericana”, dijo el gobernante anfitrión de esta nueva edición de la Cumbre Iberoamericana.

La XXIV Cumbre Iberoamericana, que concluyó esta tarde en Veracruz, México, emitió un comunicado especial para expresar su satisfacción por la incorporación de cuatro países iberoamericanos, entre ellos El Salvador, en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos “reafirman su compromiso con la plena vigencia de los derechos humanos y con el acervo iberoamericano que hemos construido”, reza el documento avalado por los dignatarios reunidos en el cónclave.

Asimismo, saludaron “la incorporación del Estado Plurinacional de Bolivia, la República del Paraguay, la República de El Salvador y la República Portuguesa al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para el período 2015-2017, órgano responsable de fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos en el mundo”.

En el comunicado, los líderes de Iberoamérica también “reiteran la importancia de continuar impulsando una agenda de promoción, protección y cooperación que promueva el carácter universal, indivisible, inalienable e interdependiente de todos los derechos humanos, sean derechos civiles, políticos, económicos, sociales o culturales”.

Los jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica, reunidos en Veracruz, México, aprobaron hoy un comunicado especial sobre la situación de las niñas, niños y adolescentes migrantes, en el que resaltan la necesidad de abordar esta problemática desde un enfoque de derechos humanos.


El comunicado, que forma parte de los documentos oficiales de la XXIV Cumbre Iberoamericana, fue aprobado gracias a una propuesta de El Salvador, Honduras y Guatemala, y en el mismo los líderes de la región expresan estar “conscientes de que los niños, las niñas y los adolescentes constituyen un grupo en situación de vulnerabilidad, cuya atención amerita una perspectiva integral que incluya medidas de prevención y atención por parte de los países de origen, tránsito, destino y retorno”.


Asimismo, “destacan su preocupación ante la situación de los niños, las niñas y los adolescentes acompañados y no acompañados que migran de manera irregular hacia otros países; exponiéndose a una serie de situaciones que atentan contra su integridad física y psicológica provocadas, principalmente, por el crimen organizado transnacional, incluyendo la trata de personas y tráfico ilícito de migrantes”.


Los jefes de Estado expresaron “su especial solidaridad” con este grupo poblacional migrante, “en particular los que se encuentran aún bajo custodia de autoridades migratorias en albergues a lo largo de la frontera sur de los Estados Unidos de América”.


Además, reconocieron los esfuerzos que realizan los países de origen de este flujo de migrantes, especialmente El Salvador, Guatemala y Honduras, orientados a desincentivar la migración irregular a través de medidas para promover mejoras en las condiciones de vida de la población en general, y de los niños, las niñas y los adolescentes en particular.


“En tal sentido, solicitan a los países de tránsito y destino, a los organismos multilaterales y a la Comunidad Internacional en general a fortalecer los mecanismos de cooperación existentes y el intercambio de buenas prácticas sobre la atención y protección a los niños, las niñas y los adolescentes migrantes con los esfuerzos de los países del Triángulo Norte centroamericano”, se consigna en el comunicado especial.


Los países participantes en la Cumbre expresaron también su beneplácito por los esfuerzos de El Salvador, Guatemala y Honduras para conformar una “Alianza para la prosperidad del Triángulo Norte”, que contempla medidas de mediano y largo plazo para atender las causas estructurales de la migración irregular, a través de un mayor dinamismo del sector productivo, el desarrollo de oportunidades para el capital humano, la mejora de la seguridad ciudadana y el fortalecimiento de las instituciones locales.

 

En representación del Gobierno de El Salvador, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez,  participó hoy en el encuentro que  los Jefes de Estado y de Gobierno de Centroamérica y República Dominicana sostuvieron con el Rey Felipe VI y el presidente de España, Mariano Rajoy.

Los funcionarios, que se reunieron en el marco de la XXIV Cumbre Iberoamericana celebrada en Veracruz, México, dialogaron sobre asuntos de interés en la relación política, económica y de cooperación entre las naciones de la región y el gobierno español.

Particularmente, fue abordado el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica, temas de infraestructura regional, así como la Estrategia de Seguridad Centroamericana (ESCA), la cual descansa en los componentes de combate al delito; prevención de la violencia; rehabilitación, reinserción y seguridad penitenciaria, y fortalecimiento institucional.

En esa línea, España expresó a los dignatarios su disposición para continuar apoyando a Centroamérica, especialmente en lo que corresponde a la generación de condiciones para la aplicación del Acuerdo de Asociación, además de aspectos de seguridad, infraestructura y conectividad en la región, factores que contribuyen al mismo tiempo a aprovechar mejor las oportunidades que ofrece dicho acuerdo con la Unión Europea.

Al respecto, el ministro Martínez manifestó su complacencia por dicho respaldo, haciendo además un llamado para que entren en vigencia los pilares políticos y de cooperación del Acuerdo, que aún están pendientes de ratificación por parte de algunos países europeos.

Asimismo, aprovechó la oportunidad para agradecer por los 25 años en que la cooperación española ha apoyado a la región, "la cual ha estado orientada a las necesidades más sentidas de nuestros países".

Por otra parte, en la reunión se abordó la iniciativa presentada recientemente por El Salvador, Guatemala y Honduras, denominada “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte”, con la que se pretende generar oportunidades económicas y condiciones de arraigo en la comunidades de origen de la migración irregular hacia los Estados Unidos de América, especialmente de niños, niñas y adolescentes.

 

El canciller de la República, Hugo Martínez, en representación del presidente Salvador Sánchez Cerén, afirmó esta noche, ante la XXIV Cumbre Iberoamericana, que la región avanzará al desarrollo si se dedican más esfuerzos en la educación, la innovación y la cultura, ejes centrales de las discusiones que se realizan en Veracruz, México, como parte de este importante encuentro.

“A lo largo de la historia humana, la educación ha sido, en definitiva, el factor más importante para el desarrollo humano, individual y colectivo. La innovación es, asimismo, lo que nos permite convertir los retos en oportunidades y la cultura el fundamento que nos ayuda no solo a consolidar lo que logramos en la educación y la innovación, sino también a guiar las mismas en valores, principios e ilusiones para un mejor futuro”, dijo el jefe de la diplomacia salvadoreña.

En su intervención, el canciller salvadoreño aseguró que la innovación no es, solo una cuestión de voluntad, sino un ejercicio decidido que combina inversión, políticas públicas asertivas combinadas con recursos humanos y financieros.

Martínez fue delegado por el Presidente de la República para representar al país en esta  importante Cumbre,  debido a una leve descompensación que sufrió este día, por lo que decidió guardar reposo.

El representante del mandatario destacó  que el desarrollo de Iberoamérica debe ser parte constructiva de un proceso de transformación donde resulta prioritario seguir trabajando en el proceso de renovación de la Conferencia Iberoamericana, así como de la reestructuración de su institucionalidad. 

Agregó que en El Salvador se ha impulsado una nueva forma de desarrollo enfocado en lo social, “convirtiéndose en nuestra bandera la inclusión social, la lucha contra la pobreza, la promoción de los derechos humanos y la equidad de género”.

“Bajo esa visión, se está transformando el sistema educativo hacia lo que la sociedad salvadoreña verdaderamente requiere. A través de nuestro Programa de Gobierno El Salvador Adelante, estamos apuntándole a la educación de calidad en todos los niveles, con inclusión y equidad, con mejores prestaciones e incentivos para el magisterio y realizando además una mayor inversión en ciencia, tecnología e innovación”, aseguró.

El ministro Martínez reconoció el trabajo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en la puesta en marcha de programas estratégicos como el Plan Iberoamericano de Alfabetización, la promoción de la Alianza para la Movilidad Académica y el impulso al Proyecto Paulo Freire de Movilidad del Profesorado.

“Trabajar juntos en la consolidación de dichos programas es fundamental para que los mismos viertan los resultados por todos esperados”, dijo el funcionario.

Expresó además su satisfacción “porque este espacio ha depositado además la confianza en El Salvador para liderar, durante los próximos dos años, la Unidad Técnica del Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur, encomienda que esperamos llevar a cabo con el mayor de los empeños y poniendo a disposición nuestra humilde experiencia acumulada en este campo”.

Agregó que a El Salvador le complace ver cómo se empieza a caminar bajo un espíritu de trabajo articulado y de acción conjunta de los Organismos Iberoamericanos,  en una lógica de racionalidad económica por parte de la Secretaría General.

En el marco de la XXIV Cumbre Iberoamericana, que se celebra este 8 y 9 de diciembre en Veracruz, México, el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, sostuvo esta mañana dos encuentros para dar seguimiento a temas de agenda común con otros países del espacio iberoamericano.

La primera de las citas fue con su homólogo de España, José Manuel García-Margallo, con quien abordó asuntos referidos a la visita oficial que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, tiene previsto realizar a dicho país europeo durante el próximo año, además de tratar temas relativos a la cooperación para el desarrollo.

En esta última línea, el canciller Martínez agradeció la cooperación que España continúa brindando a El Salvador a nivel bilateral,  pero también como  miembro de la Unión Europea, que hace menos de un mes concretó con nuestro país un programa de cooperación  por 200 millones de dólares para los próximos seis años, lo que permitirá ejecutar importantes programas gubernamentales en materia de juventud e inclusión social, así como de desarrollo del sector privado.

Posteriormente, el jefe de la diplomacia salvadoreña se reunió con el canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, y el Secretario de Relaciones Exteriores por ley de  Honduras,  Roberto Ochoa Madrid. Con ellos, el ministro Martínez dio seguimiento a los trabajos técnicos que se vienen realizando en el marco de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, presentado el mes pasado en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington, Estados Unidos de América.

El plan de la Alianza para la Prosperidad es una apuesta de El Salvador, Honduras y Guatemala para hacer frente a las causas estructurales de la migración hacia los Estados Unidos, a través de acciones para desincentivar especialmente los flujos irregulares de niños, niñas y adolescentes que viajan de manera no acompañada hacia dicho país.

 

Para ello, la propuesta trinacional plantea cuatro líneas de intervención en los territorios con mayor migración: desarrollo productivo, inversión en capital humano, seguridad ciudadana y fortalecimiento de la institucionalidad local.

 

El canciller de la República, Hugo Martínez, participó este día en el segmento ministerial de la XXIV Cumbre Iberoamericana, que se  celebra en la ciudad de Veracruz, México, y cuyo tema central es "Educación, Innovación y Cultura".

El jefe de la diplomacia salvadoreña agradeció al pueblo y gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, por la calidez con que han sido recibidos en este cónclave que une a las naciones iberoamericanas, con el fin de avanzar en un diálogo político, económico, de cooperación y cultural común.

Durante el segmento ministerial, los cancilleres dieron revisión a la declaración final de la Cumbre y a los distintos comunicados especiales que serán sometidos a la aprobación de los Jefes de Estado, entre los cuales se encuentra uno referido a la niñez y la adolescencia migrante, presentado por El Salvador, Honduras y Guatemala. El ministro Martínez agradeció el respaldo que ha tenido desde ya dicho comunicado, con el que los tres países continúan la labor de visibilizar a nivel internacional el problema de la migración irregular y no acompañada de niños, niñas y adolescentes.

Otro de los comunicados que serán considerados por los presidentes y Jefes de Estado se refiere al ingreso de El Salvador y otros países iberoamericanos - Bolivia, Paraguay y Portugal - como miembros del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), haciendo un reconocimiento a los mismos por ese logro en el ámbito multilateral.

Durante su intervención, el canciller salvadoreño expresó además que para impulsar las iniciativas que surjan de este encuentro, se debe de robustecer la institucionalidad la comunidad iberoamericana, tal como fue definido en el encuentro de Cádiz, en el año 2012. Por eso, agradeció los esfuerzos realizados por la Secretaria General, así como la labor de la Secretaría Pro Témpore de México, pues han marcado la pauta para ese camino de renovación y reestructuración de la Cumbre.

El viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda Flamenco, participó este día en el Foro de Donantes para Centroamérica, realizado en México DF, México.

Como parte del foro, el viceministro Miranda integró el panel de discusión titulado ¿Qué significa la “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” para Centroamérica?, en el cual se analizó este plan regional y las formas de vincularlo a otros sectores, como por ejemplo, el de cooperantes.

En noviembre recién pasado, los presidentes de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Guatemala, Otto Pérez Molina y Honduras, Juan Orlando Hernández, presentaron en Washington D.C., Estados Unidos de América, la iniciativa del plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con la que los tres gobiernos buscan generar más y mejores oportunidades de desarrollo para la región.

Esta iniciativa tripartita surgió ante el incremento en la migración irregular de niños, niñas y adolescentes no acompañados hacia los Estados Unidos, registrado a mediados de este año. El plan parte de un enfoque integral con el que se reconoce la multicausalidad del problema migratorio y se apunta a atenderlo en todas sus dimensiones, con medidas a mediano y largo plazo.

La Alianza para la Prosperidad, que fue construida con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y centra su trabajo en cuatro pilares, siendo éstos  el desarrollo productivo, la inversión en capital humano, la seguridad ciudadana y el fortalecimiento de las instituciones locales.

El panel de discusión, en el que participó el viceministro Miranda, abordó en detalle cómo fue conformado dicho plan, así como sus principales objetivos y su estructura, de tal manera que se constituya como una plataforma regional para afrontar las dificultades comunes y potenciar las oportunidades en los tres países, en cuanto al desarrollo económico y productivo, la movilización de recursos internos y el establecimiento de alianzas estratégicas con el sector privado.

El panel analizó además la implementación del plan, el cual  se desarrollará bajo un esquema de focalización territorial y coordinación regional, a partir del fortalecimiento de la capacidad técnica y las responsabilidades de las municipalidades, enfocándose en aquellos territorios con mayor flujo migratorio de cada uno de los países involucrados.