La plaza del monumento al Divino Salvador del Mundo, en la capital salvadoreña, es hoy el epicentro de un acto que marca la historia del país: la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, el arzobispo mártir salvadoreño asesinado por predicar el amor al prójimo y denunciar la injusticia social.

La convocatoria ha sido masiva desde tempranas horas del día. La plaza y sus alrededores lucen abarrotados de gente proveniente de todos los rincones de El Salvador y de otros países, católicos y no católicos, en una escena que se repite a lo largo de 57 cuadras en la capital.

“Hay mucha gente, estamos apretados pero bendecidos, porque ha venido gente de otros países, de nuestros hermanos centroamericanos”, dijo María Rivas, salvadoreña residente en Los Ángeles, Estados Unidos, de visita en el país para presenciar en primera fila la beatificación de monseñor Romero.

El presidente Salvador Sánchez Cerén exaltó el gigantesco legado del arzobispo mártir salvadoreño, Óscar Arnulfo Romero, quien hoy es proclamado beato de la iglesia Católica en una eucaristía que reúne a miles de miles de personas en la histórica plaza capitalina del Divino Salvador del Mundo, patrono del país.

El mandatario calificó el ejemplo de vida y obra de monseñor Romero como una invitación a cambiar el paradigma de una sociedad históricamente marcada por la injusticia y desigualdad.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió esta tarde al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la iglesia Católica, cardenal Angelo Amato, enviado del papa Francisco para la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Al encuentro, celebrado en Casa Presidencial, también asistió monseñor Vicenzo Paglia, postulador de la causa de canonización de Monseñor Romero en el Vaticano; el nuncio apostólico en El Salvador, Léon Kalenga; y el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, y lo secretarios privado de la Presidencia, Manuel Melgar, y de Gobernabilidad, Hato Hasbún, también participaron en la reunión.

“Todo nuestro pueblo está lleno de alegría y felicidad, su corazón se ha llenado de esperanza”, aseguró el mandatario al delegado del papa a propósito de la ceremonia de beatificación del arzobispo mártir de El Salvador, que se realizará este sábado 23 de mayo en la capital salvadoreña.

Durante el encuentro privado entre el mandatario y el cardenal Amato, este trasladó los saludos del papa Francisco al presidente y al pueblo salvadoreño y se ultimaron también los detalles sobre la misa beatificación, aseguró el canciller Martínez.

“También conversaron sobre los pasos siguientes para la canonización de monseñor Romero y el inicio del proceso de beatificación del padre Rutilio Grande”, agregó el encargado de la diplomacia salvadoreña.

El mandatario hizo entrega de una imagen y una estatuilla de monseñor Romero al cardenal Amato.

Tras el encuentro, el mandatario salvadoreño acompañó al representante del Vaticano al Salón de Honor Presidencial Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en donde admiraron la obra de arte alusiva al obispo mártir del pintor salvadoreño Rafael Varela, misma que ocupa la pared principal de este importante espacio de la casa de gobierno.

Los gobiernos de los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) conscientes de la necesidad de velar por la defensa de los derechos humanos de la población migrante, realizaron del 26 de abril al 2 de mayo, un recorrido por diferentes estados del norte de México, para conocer las condiciones en las que transitan los connacionales que buscan cruzar de forma irregular la frontera hacia Estados Unidos.

Las comitivas oficiales estuvieron encabezadas por la Viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; la Subsecretaria de Asuntos Consulares y Migratorios de Honduras, María Andrea Matamoros Castillo, y el Viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Óscar Adolfo Padilla, quienes calificaron de positiva la gira emprendida, ya que permitió además estrechar lazos de apoyo con autoridades mexicanas.

Los vicecancilleres visitaron los Institutos Nacionales de Migración (INM) en la ciudades de Saltillo Coahuila; Monterrey, Nuevo León, Nuevo Laredo, Tamaulipas; Iztapalapa, San Luis Potosí, Tierra Blanca y Acayucan, en Veracruz.

Asimismo hicieron un recorrido por los albergues Posada Belén, Casa San Nicolás, Casa del Migrante Nazareth, Casa del Migrante Caridad Cristiana y Albergue Guadalupano, localizados en las referidas ciudades del norte de México.

En sus visitas, los funcionarios dialogaron con los connacionales sobre las experiencias vividas a lo largo de su trayecto, brindándoles la confianza que se están realizando las medidas necesarias para proveerles las oportunidades que merecen en sus países, evitando que tengan que salir en busca de una mejor vida en el norte. Además, se les garantizó que a su retorno al país, estarán siendo recibidos con dignidad, apoyo y con la información pertinente a los programas sociales que ofrecen los gobiernos para asegurar una reinserción eficaz y segura. Sobre todo se les brindó una mano amiga, un aliento de esperanza y solidaridad en nombre de todos sus compatriotas.

De igual forma, los vicecancilleres sostuvieron reuniones bilaterales con diferentes autoridades estatales y municipales, a quienes agradecieron por su apertura y disponibilidad y además abogaron por la creación de iniciativas que garanticen un respeto irrestricto de los derechos humanos de los migrantes. Resaltaron la importancia de que las políticas públicas relativas a la migración sean ejecutadas desde una perspectiva de Derechos Humanos, tanto en su elaboración como en la práctica. Para esto, la necesidad de concientizar y capacitar a las autoridades migratorias y de seguridad es fundamental.

“La clave de todo esto es que como países estamos unidos para trabajar de manera conjunta, buscando alternativas de solución para que nuestra gente no tenga que migrar”, dijo la viceministra Magarín.

Agregó que los países del triángulo norte buscarán “fortalecer la red consular en ese país y asimismo estrechar relaciones con México, con la sociedad civil y con toda la comunidad mexicana, que interactúa con nuestros migrantes en su transcurso hacia el norte”.

“Los países unidos, los gobiernos trabajando juntos y las sociedades comprometidas en generar arraigos, en mejorar las condiciones de vida de nuestra gente y sobre todo garantizar la protección de nuestros migrantes en su tránsito por México, son prioridades para nosotros como gobiernos y como viceministros particularmente encargados de esta tarea”, enfatizó la funcionaria salvadoreña.

Por su parte, el vicecanciller de Guatemala manifestó que como resultado de este importante recorrido se fortalecerá la red consular en esos estados, proveyéndoles de más recursos humanos y económicos para que puedan brindar una mejor asistencia y protección consular a los connacionales.

“Estamos comprometidos a continuar velando por el bienestar de los migrantes que pasen en tránsito por México; con el respeto a sus derechos fundamentales, al debido proceso y al acceso a la asistencia y protección consular a que tienen derecho como connacionales de nuestros países”, dijo el viceministro Padilla.

Agregó que los tres países evaluarán la necesidad inmediata de establecer nuevas oficinas consulares en aquellas ciudades y estados donde se han identificado mayores necesidades y problemas para los migrantes.

La viceministra de Honduras, María Andrea Matamoros, agradeció en nombre de la región del Triángulo Norte la apertura encontrada por las autoridades de México, a través de sus instituciones federales, estatales y municipales, y por supuesto, a la sociedad civil a través de las casas del Migrante y albergues, resaltando los esfuerzos que realizan para asegurar que los migrantes en tránsito sean respetados y tratados con dignidad. Al pueblo mexicano en general se le reconoce el recibimiento a nuestros migrantes como hermanos que compartimos una misma realidad.

Los viceministros centroamericanos reconocieron los esfuerzos y avances realizados en la protección de los derechos de la población migrante, y reiteraron que los cuatros países (El Salvador, Guatemala, Honduras y México) están comprometidos a seguir trabajando de manera estrecha y corresponsable por los connacionales que migran a los Estados Unidos.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, participó este día en  la reunión de trabajo de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte para abordar el tema de la interconexión de gas natural.

Esta reunión, que se realizó en el marco del X Foro Económico Mundial sobre América Latina, en México,  contó  también con la participación del presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto;  representantes de los gobiernos de Guatemala y Honduras  y el consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon.

El jefe de la diplomacia salvadoreña destacó que este nuevo encuentro propicia el diálogo en relación a la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que impulsan los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, y que cuenta con el acompañamiento del gobierno estadounidense, del Banco Interamericano de Desarrollo y de países amigos.

Asimismo, recordó que uno de los compromisos de dicho Plan es que en el presente año, “nuestros países continuarían promoviendo las condiciones para que exista inversión para la diversificación de la matriz energética y, específicamente,  se realizarían esfuerzos para hacer factible la interconexión gasífera de México con Centroamérica, a través del desarrollo de los proyectos de interconexión”.

En ese sentido, indicó que la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén, en seguimiento a los compromisos adquiridos y en coherencia con los lineamientos del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019, firmó el pasado 13 de marzo en la nación mexicana, el Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica, (ACE), que permitirá el inicio de los trabajos de la interconexión.

El ministro Martínez precisó que desde dicha suscripción, el país ha participado activamente en las respectivas acciones de seguimiento, dado que el tema energético es de alta prioridad por sus efectos en la competitividad, en la economía y el desarrollo. "Somos conscientes que avanzar en esta materia requiere del desarrollo de proyectos, de financiamiento, de cooperación e inversión extranjera para garantizar el abastecimiento a la demanda, garantizar la calidad de la energía y sobretodo para bajar los precios de la misma”, dijo.

El Canciller Martínez propuso la instalación de una mesa técnica con representantes de los gobiernos de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, a fin de generar propuestas que conduzcan a la obtención de resultados en beneficio de las economías de los países involucrados.

También, manifestó que de cara a la promoción del crecimiento económico del Triángulo Norte, la diversificación de la matriz energética y el desarrollo de proyectos de interconexión, es crucial. Sin embargo, deben tomarse en cuenta la capacidad, potencialidad, institucionalidad, de las iniciativas existentes y las ventajas competitivas y comparativas de los países y la región.

Por otra parte, señaló la necesidad de concretar acciones regionales en el corto plazo para seguir avanzando en el ACE, entre ellas mencionó, el desarrollo de los Marcos Regulatorios en Materia de Gas Natural en Centroamérica, la creación de un Mecanismo de Coordinación regional que instrumente el Acuerdo de Complementación Económica en materia de Transporte y Comercio de Gas Natural y que se defina una Hoja de Ruta clara para el desarrollo del Proyecto de Gasoducto México-Centroamérica.

El canciller salvadoreño además agradeció al gobierno de México por la cooperación técnica que pueda brindar a los países centroamericanos en materia regulatoria, a fin de apoyar en el desarrollo del mercado regional de gas natural.

Al cónclave asistió también  la canciller de Colombia, María Angela Holguín.

Los gobiernos de los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) conscientes de la necesidad de velar por la defensa de los derechos humanos de la población migrante, realizaron del 26 de abril al 2 de mayo,  un recorrido por diferentes Estados del norte de México, para conocer las condiciones en las que transitan los connacionales que buscan cruzar de forma irregular la frontera hacia los Estados Unidos.

Las comitivas oficiales estuvieron encabezadas por la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; la subsecretaria de Asuntos Consulares y Política Migratoria de Honduras, María Andrea Matamoros y el viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Óscar Adolfo Padilla, quienes calificaron de positiva la gira emprendida, ya que permitió además estrechar lazos de apoyo con autoridades mexicanas.

Los vicecancilleres visitaron los Institutos Nacionales de Migración (INM) en la ciudades de Saltillo Coahuila; Monterrey, Nuevo León, Nuevo Laredo, Tamaulipas; Iztapalapa, San Luis Potosi, Tierra Blanca y Acayucan, en Veracruz.

Asimismo hicieron un recorrido por los albergues Posada Belén, Casa San Nicolás, Casa del Migrante Nazareth, Casa del Migrante Caridad Cristiana y Albergue Guadalupano, localizados en las referidas ciudades del norte de México.

En sus visitas, los funcionarios dialogaron con los connacionales sobre las experiencias vividas a lo largo de su trayecto y de los programas que impulsa el gobierno de cada país para generar mayores oportunidades de desarrollo y  les brindaron asesoría para garantizar un retorno digno y seguro a sus países de origen.

De igual forma, los vicecancilleres sostuvieron reuniones bilaterales con diferentes autoridades estatales y municipales, a quienes agradecieron por su apertura y disponibilidad y además abogaron por la creación de iniciativas que garanticen el respeto irrestricto de los derechos humanos de los migrantes.

“La clave de todo esto es que como países estamos unidos para trabajar de manera conjunta, buscando alternativas de solución para que nuestra gente no tenga que migrar”, dijo la viceministra Magarín.

“Los países unidos y las sociedades comprometidas en generar arraigo, en mejorar las condiciones de vida de nuestra gente y sobre todo garantizar la protección de nuestros migrantes en su tránsito por México, son prioridades para nosotros como gobiernos y como viceministros particularmente encargados de esta tarea”, enfatizó la funcionaria salvadoreña.

Por su parte, el vicecanciller de Guatemala manifestó que como resultado de este importante recorrido se fortalecerá la red consular en esos estados, proveyéndoles de más recursos humanos y económicos para que puedan brindar una mejor asistencia y protección consular a los connacionales.

“Estamos comprometidos a continuar velando por el bienestar de los migrantes que pasen en tránsito por México; con  el respeto a sus derechos fundamentales, al debido proceso y al acceso a la asistencia y protección consular a que tienen derecho como connacionales de nuestros países”, dijo el viceministro Padilla.

Agregó que los tres países evaluarán la necesidad inmediata de establecer nuevas oficinas consulares en aquellas ciudades y estados donde se han identificado mayores necesidades  y problemas para los migrantes.

La viceministra de Honduras, María Andrea Matamoros agradeció  en nombre de la región del Triángulo Norte la apertura encontrada por las autoridades de México, a través de sus instituciones estatales y municipales, resaltando los esfuerzos que realizan para asegurar que los migrantes en tránsito sean respetados y tratados con dignidad como establece la Ley.

Los viceministros centroamericanos reconocieron los esfuerzos y avances realizados en la protección de los derechos de la población migrante, y reiteraron que los cuatros países (El Salvador, Guatemala, Honduras y México) están comprometidos a seguir trabajando de manera estrecha y corresponsable por los connacionales que migran a los Estados Unidos.

 

Los vicecancilleres de El Salvador,  Liduvina Magarín;  de Honduras, María Andrea Matamoros y de Guatemala, Óscar Adolfo  Padilla, finalizaron este día la visita oficial a México, cuya agenda incluía recorridos por Instituciones Nacionales de Atención Migratoria y albergues para migrantes en diferentes estados.

Por la mañana, los funcionarios del Triángulo Norte se reunieron con la red consular de sus respectivos países para conocer las principales necesidades que enfrentan en sus consulados para atender de manera ágil a la población migrante.

Asimismo se reunieron con el padre Ramiro Baxin Ixtepan, coordinador del albergue para migrantes "Monseñor Guillermo Ranzanhuer y visitaron las instalaciones de la Estación Migratoria y Modulo del Sistema de Desarrollo Infantil y Familia de Acayucan, Veracruz, donde conversaron con los connacionales que esperan ser retornados a sus países de origen.

La gira de los vicecancilleres  y de sus comitivas oficiales se enmarcó en el Plan  de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, y además de conocer las condiciones de los connacionales en su paso por México pretendió articular esfuerzos con los gobiernos locales y federales para garantizar protección y respeto a los derechos humanos de la población migrante.

La viceministra para los Salvadoreños en Exterior, Liduvina Magarín, visitó hoy a migrantes salvadoreños  en el albergue Guadalupano, ubicado en el municipio de Tierra Blanca,  en el estado Veracruz, México, con quienes sostuvo un diálogo fraterno y les brindó asesorías sobre los programas que impulsa la actual administración para garantizar mayores oportunidades a la población.
 

La viceministra Magarín conversó con los connacionales para conocer de primera mano las condiciones en las que se encuentran, así como sus experiencias en el trayecto que emprendieron desde su salida de El Salvador hasta esta ciudad mexicana.

La visita de la funcionaria es parte de la gira que impulsa junto a los vicecancilleres de Honduras, María Andrea Matamoros y de Guatemala Óscar Padilla, por diferentes estados del norte de México con el fin de conocer la ruta que transitan los connacionales para llegar a los Estados Unidos.

La agenda de los funcionarios incluyó además una reunión con representantes del gobierno municipal de Tierra Blanca; del Sistema Municipal de Desarrollo Infantil y Familia, y de la Secretaría General Municipal, a quienes agradecieron  por el apoyo brindado a los connacionales que transitan por Tierra Blanca.

"Migrar es una decisión propia, pero  en su base tiene relación con muchas cosas que tienen que ver con la administraciones de los países. Nosotros asumimos la responsabilidad que nos toca que es  generar mayores oportunidades en nuestra región", dijo Magarín.

En este sentido, se refirió al Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, cuya política pública se basa en cuatro ejes fundamentales como dinamización de la economía, seguridad ciudadana, capital humano y fortalecimiento interinstitucional.

La viceministra Magarín y sus homólogos visitaron además la línea férrea donde los migrantes buscan abordar el tren  denominado "La Bestia", para lograr llegar a los Estados Unidos.

Los vicecancilleres de los países del Triángulo Norte continuaron este día con la agenda de trabajo que desarrollan en México, particularmente, en San Luis Potosí, para conocer la ruta migratoria que transitan los connacionales que intentan llegar de forma irregular a los Estados Unidos de América.

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; la subsecretaria de Asuntos Consulares y Política Migratoria de Honduras, María Andrea Matamoros, y el viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Óscar Adolfo Padilla, recorrieron las instalaciones del Instituto Nacional de Migración y la Casa de la Caridad Hogar del Migrante "Monseñor Luis Morales Reyes", ambos de San Luis Potosí, para establecer un diálogo con los compatriotas que llegan a ese país -en tránsito o destino- y orientarlos sobre los debidos procesos que deben seguir para retornar a sus respectivas naciones.

Asimismo, la agenda de los funcionarios incluyó una reunión con el presidente Municipal de la referida ciudad, Fernando Torando Fernández, con quien hablaron sobre el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, iniciativa de los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, con la que se busca garantizar mayores oportunidades de desarrollo para la población.

En el encuentro, la viceministra Magarín reiteró al presidente municipal la necesidad de articular esfuerzos entre los cuatro países para que los compatriotas migrantes que llegan a México, puedan gozar del pleno respeto de sus derechos humanos.

La visita oficial que realizan los vicecancilleres del Triángulo Norte de Centroamérica a la nación mexicana culminará el próximo 2 de mayo.

 

Como parte del recorrido que se encuentran realizando los funcionarios de El Salvador, Guatemala y Honduras por la ruta migratoria en México,  este día visitaron la ciudad de Iztapalapa para conocer las condiciones de los compatriotas que ingresan a este país a fin de cruzar la frontera de forma irregular en su camino hacia los Estados Unidos de América.

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, junto a la subsecretaria de Asuntos Consulares y Política Migratoria de Honduras, María Andrea Matamoros, y el viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Óscar Adolfo  Padilla,  recorrieron las instalaciones de la Estación Migratoria de dicha ciudad, donde conversaron con los connacionales, quienes se encuentran a la espera del retorno a su país de origen.

Los funcionarios se reunieron además con el comisionado de dicho centro migratorio, Ardelio Vargas, para conocer de primera mano los procedimientos que sigue la institución con los migrantes detenidos.

La visita de los viceministros se enmarcan en el plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, iniciativa de los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, con la que se busca frenar el alto flujo migratorio a través de la creación de proyectos de desarrollo económico, humano y social.

Desde su llegada a México, las respectivas delegaciones de los tres países han recorrido las estaciones migratorias y albergues en la ciudad de Saltillo y Monterrey, en Nuevo León; la ciudad de Nuevo Laredo, en Tamaulipas, y la ciudad de Iztapalapa. Tienen previsto continuar en los Estados de San Luis Potosí y Veracruz.