Master Noticias

El presidente Salvador Sánchez Cerén recibió este 26 de junio  la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) para el período del 1 de julio al 31 de diciembre de 2015, en un acto celebrado al término de la XLV Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de ese organismo regional, que tuvo lugar en la ciudad de Antigua Guatemala.

Durante su disertación, el estadista salvadoreño manifestó que una de las prioridades de su país en el ejercicio de la presidencia pro témpore será consolidar una estrategia regional agrupada en cinco pilares: seguridad democrática; gestión integral del riesgo y cambio climático; integración social y lucha contra la pobreza; integración económica y fortalecimiento institucional.

El gobernante destacó que El Salvador priorizará en el fortalecimiento del modelo de Seguridad Democrática, centrando los esfuerzos en la protección de la vida de las personas y las condiciones para su desarrollo integral.

“Impulsaremos, de acuerdo con las posibilidades, políticas y estrategias de seguridad ciudadana, a través de la cooperación y coordinación de acciones regionales permanentes para enfrentar los delitos que afectan la vida de las personas y sus bienes, su libre tránsito, el comercio, las inversiones y el turismo”, manifestó.

Agregó que se avanzará en la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA), para lo cual se activará y buscará el fortalecimiento del Grupo de Países Amigos, con la intención de sumar sinergias y esfuerzos para lograr un mayor acompañamiento y cooperación hacia la región en esta materia.

Precisó que en el ejercicio de la presidencia pro témpore se dará un especial énfasis a la integración económica regional, específicamente a la facilitación del comercio.

“Trabajaremos además en la hoja de ruta para la Unión Aduanera, temas arancelarios, reglamentación técnica, los compromisos adquiridos en el Acuerdo de Asociación Centroamérica-UE, la incorporación de Panamá al subsistema económico y procedimientos aduaneros”, explicó.

Acotó que se le brindará especial atención al impulso de acciones en materia de gestión integral de riesgo y adaptación al cambio climático, apoyando la elaboración de los lineamientos estratégicos para la gestión del riesgo asociado a la variabilidad y el cambio climático en la región.

“Promoveremos la formulación de un plan de preparación regional contra terremotos y continuaremos con la ejecución de la Estrategia Regional de Cambio Climático de Centroamérica”, expresó.

En el área social, El Salvador continuará con los trabajos de coordinación para la implementación de la política regional de salud, bajo el enfoque de intersectorialidad.

Asimismo, buscará promover los temas de la Agenda Educativa Regional y la elaboración de una política Regional de Empleo y Empleabilidad.

El jefe de Estado recalcó que el trabajo de una presidencia pro témpore requiere el apoyo de los demás países y la institucionalidad regional, para garantizar el éxito en las políticas impulsadas en beneficio de la región.

“El deseo de mi país es que juntos, los pueblos, en especial las juventudes de nuestros países, y los gobiernos de la región del SICA, alcancemos el sueño unionista e integracionista de Francisco Morazán y de tantos ilustres centroamericanos que en sus tiempos soñaron con una región unida, en paz y próspera”, expresó.

Durante el primer semestre del 2015, la presidencia pro témpore del SICA fue ostentada por el gobierno de Guatemala luego del traspaso oficial hecho por Belice a finales del año pasado.

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, junto a los viceminitros de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Carlos Castaneda; para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, y de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda Flamenco; presentaron este día ante el pleno de la Asamblea Legislativa la Memoria de Labores de la gestión realizada por esta Cartera de Estado en el período 2014-2015.

El informe corresponde al trabajo desarrollado por el Ministerio de Relaciones Exteriores en el primer año de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, que comprende del 1 de junio de 2014 al 31 de mayo de 2015.

En su intervención, el ministro Martínez mencionó que desde la Cancillería salvadoreña, y en línea con la visión y misión institucional, "se ha promovido una política exterior abierta al mundo, promotora del desarrollo, la paz, la cooperación, los derechos humanos y la atención de los compatriotas en el exterior contribuyendo a una sociedad más justa, equitativa e inclusiva".

El documento presentado refleja las principales acciones llevadas a cabo en las ocho áreas estratégicas que rigen el quehacer institucional, los cuales son: las relaciones político-diplomáticas, la integración regional, la soberanía e integridad territorial, la cooperación para el desarrollo, las relaciones económicas, la ciudadanía en el exterior, los derechos humanos y la mejora continua de la gestión organizacional.

En el período reportado, destacan acciones como el establecimiento de nuevas relaciones diplomáticas con cinco países; la apertura de nuevas Consejerías Económicas, Comerciales y de Turismo; el avance en el cumplimiento de las sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la atención brindada a través de la red consular y diplomática, entre otras.

El jefe de la diplomacia salvadoreña destacó, además,  que “en un tiempo record se logró una cifra de cooperación financiera no reembolsable sin precedentes para el país, por más de un mil millones de dólares”.Este monto alcanzado  es equivalente a la ayuda que  el país recibió el pasado quinquenio donde ya se había triplicado la ayuda otorgada por los socios para el desarrollo, en comparación con los periodos anteriores, enfatizó.

Por otra parte, agregó que la labor del Ministerio de Relaciones Exteriores además “se ve enmarcada en valores como el compromiso, el entusiasmo, la lealtad, la austeridad y la calidad de trabajo, tanto de nuestros funcionarios en la sede como de aquellos que se encuentran en el servicio exterior”.

El informe fue recibido por la presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña.

Descargue la Memoria de Labores 2014-2015 del Ministerio de Relaciones Exteriores en este enlace

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, junto al ministro de Educación, Carlos Canjura; el secretario de Cultura de la Presidencia, Ramón Rivas; y la directora general de Correos de El Salvador, Elsa Margarita Quintanar, presidieron este día la presentación de los sellos postales y el libro alusivo al centenario de la promulgación del Decreto Legislativo sobre el nombre oficial de la República de El Salvador.

Durante el evento, la viceministra Magarín indicó que “nuestro gobierno pretende resaltar la importancia que reviste nuestra historia, el registro y la promoción de la misma en diferentes ámbitos de la vida nacional. Estamos convencidos que solo construyendo sobre la base del conocimiento de nuestras acciones pasadas podemos crear los puentes que nos lleven a un mejor futuro".

La funcionaria además señaló que esta efeméride "significa la concreción del nombre que ahora nos une como país, un nombre que nos identifica y nos cohesiona como un pueblo establecido aún más allá de las fronteras patrias”.

Asimismo, agregó que “el nombre de nuestro querido país nos une como una nación reconocida por su laboriosidad, respeto y promotora de los derechos humanos, el diálogo, la democracia y la paz”.

Finalmente, agradeció a los equipos involucrados con la creación de estos materiales, como el del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, Correos de El Salvador y la Secretaría de Cultura de la Presidencia, y les exhortó a seguir adelante con su compromiso por la preservación de la memoria histórica de la República de El Salvador.

El presidente Salvador Sánchez Cerén aseguró hoy que el país logró un monto histórico de cooperación financiera no reembolsable por más de mil millones de dólares durante su primer año de gobierno, producto de la política exterior “abierta al mundo” impulsada por su administración.

“Hace un año prometimos al pueblo salvadoreño impulsar una política exterior abierta al mundo, sin ataduras ideológicas, que responda a las prioridades del país y que también garantice los derechos de nuestros hermanos en el exterior”, dijo el mandatario al rendir el informe de su primer año de gestión ante las diputadas y diputados de la  Asamblea Legislativa.

El gobernante se refirió además a la crisis humanitaria de niñas y niños migrantes no acompañados registrada a principios de su mandato, la cual llevó a El Salvador, Honduras y Guatemala a unir esfuerzos para crear el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

“Actualmente esperamos la cooperación de mil millones de dólares solicitados por el presidente Barack Obama al Congreso de su país para la implementación del Plan”, informó el mandatario.

Asimismo, manifestó que con la  presidencia pro témpore del SICA, que pronto asumirá El Salvador, se obtendrá “una gran oportunidad para dinamizar temas como la seguridad democrática, la integración social y económica y la lucha contra la desigualdad”.

El mandatario resaltó como otra iniciativa para promover su política exterior los esfuerzos realizados para convertir al Golfo de Fonseca en una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad. 

Como respaldo a los salvadoreños en el exterior, el jefe de Estado destacó que se han brindado más de 674 mil servicios consulares y asistencia a más de 33 mil compatriotas en sus procesos de reinscripción al TPS.

“Si en un año logramos estos importantes avances, estoy seguro de que al finalizar el quinquenio tendremos un país mejor”, dijo el gobernante.

El presidente Salvador Sánchez Cerén rindió hoy el balance del primer año de gestión, marcado por el optimismo y la confianza en el presente y futuro de El Salvador, sustentados en los progresos de la economía y la profundización de los programas sociales.

“Estamos avanzando por el camino correcto, construyendo un país en el que todos participamos, acordando soluciones a partir de la diversidad y riqueza de pensamientos, teniendo al centro de nuestro trabajo el bienestar de las familias salvadoreñas y la unidad nacional”, expresó el estadista.

En su mensaje a la nación ante la Asamblea Legislativa, el presidente afirmó que “trabajamos para responder a los desafíos y demandas más sentidas de la población: la seguridad, el desarrollo social y económico”.

Agregó que el gobierno desarrolla su gestión “teniendo presente ese amor por la justicia social que nos legó nuestro pastor, mártir y beato, Monseñor Romero. Él y su mensaje son luz en este camino hacia un mejor El Salvador”.

El presidente informó que al cierre de 2014 la economía creció 2%, superando los niveles de los años anteriores, mientras se prevé que ese indicador se eleve a 2.5% este año, en concordancia con las evaluaciones del Fondo Monetario Internacional.

El gobernante recordó que este crecimiento favorece la recuperación de empleos y la mejora del salario real.

A ello se suman la baja en la inflación, la reducción en 32% de las tarifas de la energía eléctrica y el aumento de las remesas, favoreciendo la economía familiar, apuntó.

Señaló que la política exterior abierta al mundo permitió alcanzar un monto histórico de cooperación financiera no reembolsable por más de  mil millones de dólares.

Resaltó que la pobreza fue reducida del 24,9% en 2009 a 20% en 2014, mientras la pobreza extrema bajó de 10.5% a 6.2% en ese mismo período.

El estadista expresó que “gracias a las políticas sociales, El Salvador se ubica como el segundo país con menor desigualdad en América Latina”.

Este logro ha sido reconocido por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, subrayó.

Al solidarizarse con las víctimas de la delincuencia y sus familias, el jefe de Gobierno reafirmó la determinación de actuar con firmeza para erradicar este mal.

“Es tiempo de sentar bases sólidas y duraderas para una sociedad en paz y armonía. Con la voluntad de todo un país, tengo la plena confianza en que lo lograremos”, afirmó.

Ratificó también que continuará con un gobierno de concertación y de diálogo con todas las fuerzas políticas, económicas y sociales de nuestro país y también con los demás órganos del Estado. 

“Trabajemos sin egoísmos partidarios o personales, por un El Salvador próspero, seguro y educado”, exhortó el presidente al concluir su mensaje a la nación.

Las embajadas y consulados de El Salvador en el mundo realizaron diversas actividades con los compatriotas para unirse a la celebración de la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez. 

Muchos de los connacionales llegaron a las sedes diplomáticas y consulares para ver la transmisión en vivo de la misa de beatificación de Monseñor Romero. 

Los consulados en Washington D.C, San Francisco, California; Las Vegas, Nevada; Elizabeth, New Jersey; Houston y Dallas, en Texas; Chicago, Illinois; Atlanta, Georgia;  y Long Island, New York, en los Estados Unidos de América desarrollaron otras actividades a manera de homenaje al beato salvadoreño.

También, se sumaron los consulados en México D.F., Comitan de Domínguez, Chiapas; y Monterrey, Nuevo León, en los Estados Unidos Mexicanos.

Asimismo, se unieron a esta fiesta de la Iglesia Católica y del pueblo salvadoreño, las embajadas del país acreditadas en Belice, Canadá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Suecia,  y Venezuela.

De igual manera, lo hicieron los consulados en Montreal, Canadá; en Milán, Italia y Barcelona, España.

Las salvadoreñas y salvadoreños en el exterior participaron activamente y con júbilo en esta solemnidad, a través de la transmisión de la ceremonia religiosa, así como en actos culturales, encuentros comunitarios, eucaristías, colocación de ofrendas florales, bendición de imágenes y esculturas, develación de pinturas, entrega de recuerdos y exposición de afiches, entre otras iniciativas.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó hoy con mucho gozo en la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, ceremonia religiosa a la que asistieron miles y miles de personas junto a delegaciones de todos los continentes y los mandatarios de Ecuador, Panamá y Honduras, así como representantes de los gobiernos de Cuba, Venezuela, Costa Rica, Guatemala y Belice.

El gobernante llegó al templete instalado por la iglesia Católica frente al monumento al Divino Salvador del Mundo, patrono de El Salvador, para participar de la eucaristía en la que el cardenal Angelo Amato leyó en latín la carta en la que el papa Francisco informa sobre la proclamación como beato de Monseñor Romero, cuyo día de celebración será cada 24 de marzo.

La plaza del monumento al Divino Salvador del Mundo, en la capital salvadoreña, es hoy el epicentro de un acto que marca la historia del país: la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, el arzobispo mártir salvadoreño asesinado por predicar el amor al prójimo y denunciar la injusticia social.

La convocatoria ha sido masiva desde tempranas horas del día. La plaza y sus alrededores lucen abarrotados de gente proveniente de todos los rincones de El Salvador y de otros países, católicos y no católicos, en una escena que se repite a lo largo de 57 cuadras en la capital.

“Hay mucha gente, estamos apretados pero bendecidos, porque ha venido gente de otros países, de nuestros hermanos centroamericanos”, dijo María Rivas, salvadoreña residente en Los Ángeles, Estados Unidos, de visita en el país para presenciar en primera fila la beatificación de monseñor Romero.

El presidente Salvador Sánchez Cerén exaltó el gigantesco legado del arzobispo mártir salvadoreño, Óscar Arnulfo Romero, quien hoy es proclamado beato de la iglesia Católica en una eucaristía que reúne a miles de miles de personas en la histórica plaza capitalina del Divino Salvador del Mundo, patrono del país.

El mandatario calificó el ejemplo de vida y obra de monseñor Romero como una invitación a cambiar el paradigma de una sociedad históricamente marcada por la injusticia y desigualdad.